Julio Iglesias duerme poco para "no perder el tiempo"
Florida, Estado Unidos | Martes 9 de abril de 2013 | AP | El Universal | 11:15
El español asegura que no nació con el don de cantar y admite que ha mejorado en los últimos años, por lo que quiere demostrárselo a su público en su nuevo disco
En la receta del éxito de Julio Iglesias, el talento ocupa un lugar minúsculo. Y aunque el superastro melódico español asegura que no nació con ese don, admite que ha mejorado como cantante en los últimos años y quiere demostrárselo a su público en su nuevo disco. "Al éxito se llega primero con un buen 'timing', el tiempo justo, en el momento justo. Después con mucha suerte, después con un pequeño talento" , expresó Iglesias en una extensa entrevista.

"No importa el talento, si es pequeño o grande. Y después con mucha pasión, con muchas ganas, con mucha disciplina" .Sentado en una silla de una enorme sala acondicionada con potentes luces y cámaras de video, Iglesias manifestó que decidió grabar "1'' para que la gente sepa que canta mejor y entre otras cosas dijo que ya no le importan las críticas.

El CD doble, que llega a Estados Unidos en una edición de lujo tras haber debutado en España y América Latina, incluye temas en inglés, español, italiano y francés como " Begin the Beguine (Volver a empezar) ", " Crazy ", " Hey ", " Me olvidé de vivir ", " De niña a mujer " y " Me va, me va ".

" He querido ser práctico y cantar mejor las canciones que se merecían la pena que se cantaran mejor ", recalcó el artista latino masculino que más discos ha vendido en la historia - más de 300 millones en todo el mundo -, en un récord registrado por Guinness.

En el country club de la exclusiva y escondida isla de Indian Creek, conocida como el " bunker de los multimillonarios ", Iglesias aseguró en su casa que lo único que no ha logrado en la vida es " ganar tiempo " y respondió preguntas sobre el miedo a la muerte.

" El tiempo es lo único que marca tu vida profundísimamente, que no para ", dijo el carismático y por momentos irónico cantante, que en septiembre cumplirá 70 años y ese " no es un número fácil".Por eso, explicó, se dedica a hacer aquello que aún le gusta y le apasiona, como grabar su disco número 80 y recorrer el mundo cantando ante sus aficionados.

Con naturalidad y una sonrisa entre labios, reveló que duerme sólo cuatro horas diarias y aseguró que su carrera artística no le ha quitado nada en la vida ni a él ni a su familia; más bien le ha regalado el aplauso del público y la oportunidad de recorrer el mundo y conocer diferentes culturas.

- ¿Por qué un disco de éxitos?
No es un disco de 'greatest hits' (grandes éxitos) . Los 'greatest hits' no existen, los tienen allí la gente y se acabó. Es un disco que he vuelto a grabar, he vuelto a cantar el 80%.

-¿Por qué?
Porque lo había cantado muy regular. Yo nunca fui un cantante de origen bueno, como cantante. Yo no era una persona con predisposición natural a cantar. Yo tenía que aprender todo. De hecho yo he aprendido todo.

-¿Es perfeccionista?
Sí. No nací aprendido... Ahora, tengo una grandísima ventaja, que es que a la edad que tengo, si no fuera porque canto, seguramente no existiría (risas) .

-¿Qué quiere comunicar con este disco?
Nada. Quiero hacer las cosas mejor. Quiero que la gente sepa que canto mejor. Quiero que la gente entienda que hoy en día los sonidos son mucho mejores, quiero que no me escondan la voz dentro de 20 años y me vuelvan a poner la orquesta que quieran, quiero que no me hagan perradas con mi música. Quiero hacerla yo.

- A lo largo de tantos años, su carrera seguramente le ha dado muchas cosas y también le ha quitado otras
Quitado nada... Qué injusto sería que un tipo como yo dijera...

-¿No le ha quitado tiempo para estar con su familia?
No, qué vale. Mi familia tiene todo el tiempo del mundo. Mi familia vive como vive porque yo tengo ese tiempo marginado para ellos. No es un sentido de reproche sino de alegría. Todos mis hijos y toda mi familia directísima debe estar muy feliz de que yo haya vivido menos tiempo (con ellos) .

-¿Por qué?
Porque ellos han ganado tiempo al tiempo.

-¿Qué es lo que le ha dado su carrera?
La mirada de las gentes. El aplauso, el reconocimiento. Cuando voy a un restaurante y me dan la comida fresca (risas) . No, lo que me ha dado mi carrera es la oportunidad de conocer a las gentes por dentro y por fuera; las miradas con los ojos justos, las culturas. Si me monto a un ascensor contigo y hay seis diferentes culturas, acierto cinco seguro. Eso es una maravilla.

-¿Qué es lo que lo hace feliz?
(Silencio) No, no, la felicidad para mí no es una motivación muy especial. Hay cosas mucho más importantes que la felicidad. La emoción es mucho más importante que la felicidad, no tiene nada que ver. Lo emocionante y lo apasionado es 100 veces superior que la felicidad.

-¿Y qué lo emociona?
Me emocionan muchas cosas a mí. Me emociona despertarme, eso me emociona mucho, porque no me gusta acostarme.

-¿Tiene miedo de no despertarte?
Tengo miedo justamente de, de... justamente una relación entre el tiempo que pierdo, el miedo, que no me gusta dormirme, no me apetece dormirme, no quiero dormirme.

¿Y cuántas horas duerme?
Uuuu, de verdad debo dormir cuatro. Poco.

-En sus canciones siempre habla de las mujeres. ¿Qué tan importante ha sido la mujer en su vida? ¿Qué tanta inspiración le ha dado?
Si yo casi dijera que la estética aquí es la relación más importante entre el sentimiento y la cabeza, yo diría que la mujer ha sido vital en mi vida. Porque una mujer siempre ha sido más atractiva en todos los sentimientos totales, incluso hasta en el de la amistad, que es un sentimiento que no tiene sexo. Siempre ha sido una mujer vanguardista, para mí. Yo creo que la mujer es muy avanzada al tiempo, 100 años.

-¿Hay algo que le quede por hacer?
Yo creo que aprender música, sí. Porque si yo hubiera aprendido música, hubiera puesto el huevo, lo hubiera frito y me lo hubiera comido.

-¿Qué es lo que le da la fuerza para seguir adelante?
La disciplina, el ejercicio de la voluntad, el éxito.

-¿Tiene miedo de perderlo?
Ya no, ya es tarde para perderlo. Yo lo único que voy a perder ahora es la vida. No es una contestación muy modesta, pero es justa. Después de tres generaciones, siempre habrá un lugar en el que cante para 10 personas en cualquier club de Estocolmo o en cualquier pequeño rincón de tu país en Siria. Siempre habrá un momento, siempre habrá gente para mí. Menos, mucha menos seguramente, pero siempre habrá gente... Con que haya 100, yo me comunico.

-¿Le tiene miedo a la muerte?
A la física menos que a la psíquica.

- ¿Se puede estar vivo y muerto psíquicamente?
Uuuy, y además de joven. La muerte no tiene edad. La muerte que yo entiendo, y que la entiendo cada día más, esa, esa te asusta y te llega en un momento determinado de tu vida y crees que estás vivo y estás más muerto que vivo. Se llama los abandonados.

-Este año cumple 70 años. ¿Es algo especial para usted o un número más?
Una mierda. 70 años. (Piensa y hace una pausa) . No es un número fácil 70 años. Tampoco lo fue 60, ni 50. Creo que no he tenido ningún número fácil porque he tenido que aprender a vivir continuamente. Yo no nací aprendido. Hay gentes que nacen con todo justo. Yo nací con todas las cosas separadas y las he ido juntando. Y ahora que tengo 70 años voy llegando a ese crucigrama donde se van completando muchas cosas. Y yo no quiero completarlas porque el día que las complete me jodo.

-¿Planea una fiesta?
No, qué fiesta ni qué nada. No, no, no. Las fiestas paganas eran las que me gustaban a mí, ahora ya no.

-¿Cómo ve la carrera de su hijo Enrique?
Enrique es mágico. Enrique son los milagros de los padres, son cosas que se llaman milagros. Nosotros los padres queremos que nuestros hijos tengan éxito y que destaquen, pero por mucho que imaginamos nunca podemos pensar que haya un hijo que tenga un éxito tan destacadísimo.

-¿Cuándo van a cantar juntos?
Cantar juntos mi hijo y yo es una actitud que puede parecer hasta muy comercial. Yo creo que ni él ni yo vamos a cantar juntos nunca. Si cantamos cantaremos en una comida, cuando él tenga hijos y tenga ganas de que sus hijos canten, como cantan todos mis hijos pequeñitos. Yo no creo en un dueto comercial público entre mis hijos y yo.

-¿No cantan nunca juntos informalmente cuando se ven?
No. Con mi hijo Julio sí hablo mucho de música ahora; con mi hijo Enrique no porque me corta. Enseguida me corta, me pega un corte rápido y me dice, 'íPapá!'.

rad
COMPARTIR
Añade esta web app
a tu pantalla de inicio
Ver EL UNIVERSAL.mx
en versión completa
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © EL UNIVERSAL