Al creador del GT-200, siete años de prisión
Miércoles 21 de agosto de 2013 | Laura Castellanos | El Universal | 00:00
Juez reprocha a Gary Bolton haber seguido con su venta pese a saber que era un fraude
ACUSADO. Gary Bolton, creador del aparato que ocasionó miles de injusticias

politica@eluniversal.com.mx

El empresario inglés Gary Bolton, dueño de la empresa Global Technical LTD, creador del falso detector de bombas GT-200, usado en México por las fuerzas federales con el nombre de ouija del diablo, fue condenado a 7 años de prisión en la Corte Central de Londres, Inglaterra, por manufacturar y vender su equipo a gobiernos del mundo.

Court News Uk, la agencia de noticias de los tribunales de Londres, informó a EL UNIVERSAL que el juez Richard Hone QC le dijo al sentenciarlo, por haber comercializado sus aparatos durante los años 2007 a 2012: “Soldados, fuerzas policiacas, oficiales fronterizos, elementos de seguridad de hoteles, y otros más confiaron en un equipo que no funciona mejor que si hubieran actuado sólo al azar”.

“El jurado encontró que tú lo sabías, pero que así continuaste vendiendo tus aparatos durante cuatro años”, dijo el juez, “por lo que obtuviste ganancias enormes a pesar de saber que estos eran fraudulentos”.

El hombre de 47 años alegó judicialmente que “sufría depresión como para enfrentar un periodo largo de encarcelamiento”, pero el juez no le dio validez a su diagnóstico.

En los testimonios vertidos en el juicio trascendió que el inglés hizo una fortuna de más de 45 millones de libras, el equivalente a más de 227 millones de pesos, al vender sus artefactos a los gobiernos de México, Tailandia, China, Paquistán, Egipto, India, Arabia Saudita y a otros de origen centroamericano.

Sin embargo, tal cantidad de dinero pudo haber sido superior. De acuerdo a documentos del Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), en México la empresa distribuidora Segtec (Seguridad e Inteligencia con Tecnología de Vanguardia), hizo ventas por unos 450 millones de pesos.

El empresario Hugo Fernández, dueño de Segtec, que vendió mil 112 aparatos a la administración federal y 27 gobiernos estatales, no respondió a la solicitud de entrevista que le hizo EL UNIVERSAL, pese a haberse comprometido con anterioridad con este diario a fijar su posición sobre este caso.

Luis Mochán, físico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien realizó el peritaje científico en el país probatorio del engaño del GT-200, por lo que testificó en el juicio contra Bolton en Londres, externó su beneplácito.

“Me da gusto que Bolton pague por su crimen por haber inducido tanto sufrimiento al vender con cara-dura un instrumento inservible usado para buscar explosivos, para acusar a inocentes de posesión de sustancias ilegales y para buscar sobrevivientes de desastres”, dijo el físico mexicano.

Hasta el momento en México, no se ha realizado ninguna investigación sobre la venta y el uso del detector molecular GT-200, usado en el combate al narcotráfico y por fuerzas de seguridad en la localización de explosivos, armas y drogas.

Ouija condenada

Court News Uk asegura que el 10 de abril de 2014 Gary Bolton, creador del falso detector de bombas GT-200, enfrentará una audiencia legal en Londres en la que se determinará qué bienes le serán confiscados para que a los clientes que estafó se les reembolse su dinero.

De idéntica manera documentó que Global Technical LTD, basada en Ashford, Kent, invirtió alrededor de 20 pesos en los componentes del mango de plástico hueco, con una antena montada en un pivote, que se vendió en el mercado internacional y en el mexicano en más de 400 mil pesos por pieza.

A su vez, la agencia registró que con el apoyo del ex embajador británico Giles Paxman, Bolton usó la sede diplomática en la capital mexicana para concretar negocios en México y en Centroamérica.

El juez Richard Hone QC le espetó al respecto: “Has dañado la reputación del comercio británico en el extranjero, has embaucado al departamento de Comercio e Industria de Reino Unido y a otras agencias dedicadas a apoyar la exportación de bienes de calidad británicos, opuestos a las porquerías que has manufacturado”.

Además del millar vendido en México, Bolton comercializó mil 200 detectores GT-200 a naciones centroamericanas.

En julio de 2012 Bolton y cinco ex socios, entre ellos James McCormick, fueron detenidos en Londres por manufacturar distintas variantes del “detector molecular” GT-200.

A McCormick, creador del ADE-651, vendido en México a los gobiernos de Colima y Sinaloa, que hizo una fortuna por 90 millones de libras, lo doble que la de Bolton, se le sentenció recientemente a 10 años de cárcel.

El juez Hone QC precisó en el caso de Gary Bolton su condena fue de menos años que la de McCormick porque “su escala de ventas fue menor”.

Además de gobiernos del mundo, el dueño de Global Technical LTD también vendió su artefacto a los organizadores de los juegos olímpicos de Sidney, así como a la British American Tabacco.

COMPARTIR
Añade esta web app
a tu pantalla de inicio
Ver EL UNIVERSAL.mx
en versión completa
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS © EL UNIVERSAL

Al creador del GT-200, siete años de prisión Laura Castellanos
1 de 1